ESTRATEGIAS DE RECURSOS HUMANOS

Publicado por Antonio en

Una vez estimado el nivel de ventas y establecida la programación de las operaciones de la empresa, es necesario hacer un inventario de los recursos humanos disponibles y verificar que la empresa cuente con la mano de obra requerida en función a las demandas del mercado y a la planificación de la producción.

Administrar los recursos humanos con la finalidad de cumplir con los objetivos establecidos requiere de diversas estrategias. Pasamos a explicar las más comunes:

1. Estrategias de reclutamiento:

Las empresas pueden reclutar a sus trabajadores de fuentes externas o internas. Es decir, pueden atraer a un trabajador que aún no trabaja en la empresa, con la finalidad de renovar al personal, generar nuevas ideas e introducir cambios positivos en la cultura organizacional. Pero también puede reclutar a un trabajador de la misma empresa para una posición diferente, lo que simplifica el proceso pues este trabajador ya conoce la empresa, sus procesos, sus capacidades y por lo tanto es un proceso de reclutamiento menos costoso para la empresa.

Por otro lado, este reclutamiento interno podría significar un ascenso para uno de sus trabajadores, lo cual tiene un efecto motivador. Sin embargo, recuerde que eso también tiene un impacto en el grupo y en la organización.

2. Selección:

Por lo general, para seleccionar a un trabajador se desarrollan entrevistas en profundidad, se aplican pruebas psicológicas y se verifican las referencias personales de los candidatos. Las MyPE suelen desarrollar sus procesos de selección de manera directa, es decir, sin contratar los servicios de empresas especializadas en la selección de personal.

Por lo general, es el jefe directo quien se encarga de realizar el reclutamiento y la selección del trabajador, en base a referencias personales y verificación de un curriculum vitae.

3. Contratación:

Las condiciones bajo las cuales un trabajador es contratado deben estar enmarcadas en la ley del trabajo y deben estar claramente establecidas. La mayoría de conflictos en la relación laboral se dan por un desconocimiento de las condiciones del contrato de trabajo por parte del colaborador administrativo.

Si usted es empleado, asegúrese de leer claramente su contrato de trabajo, y si usted es directivo, asegúrese de que el nuevo colaborador comprenda las condiciones del contrato. Si fuera necesario acuda al Ministerio de trabajo donde le brindarán ayuda gratuita sobre las distintas modalidades de contratación. Conocer estas disposiciones abre una serie de oportunidades para usted como empleador y para sus colaboradores, como empleados.

4. El proceso de inducción

Probablemente sea una de las actividades más importantes de la administración de los recursos humanos de una empresa. Este proceso consiste en familiarizar al trabajador con la misión de la empresa y los objetivos de su puesto, por lo cual la eficiencia de su trabajo no sólo dependerá de sus capacidades, sino además de la comprensión que tenga del rol que desempeñará en la organización. Como jefe, usted deberá destinar el tiempo y los recursos necesarios para que este proceso de inducción sea el más eficiente posible.

5. La capacitación

Los trabajadores en la empresa puede darse tanto al interior como fuera de ella. Esta capacitación, sea interna o externa, debe contribuir con mejorar el desempeño de los trabajadores, aumentar su nivel de motivación, lograr mejoras en la productividad del negocio, obtener una mejor calidad en el producto y en general, el logro de los objetivos generales de la empresa de manera óptima.

Como empresario, usted debe estar convencido que la capacitación es una inversión y no un gasto, siempre y cuando usted esté en la capacidad de retener en la empresa a aquel trabajador que ha sido capacitado y cuyo desempeño sea óptimo. Un trabajador bien capacitado y entrenado es uno de los activos más importantes de su empresa. Haga los esfuerzos necesarios para retenerlo y fidelizarlo a su organización.

6. Evaluación del desempeño:

Mediante la evaluación se premiará o se aplicarán medidas correctivas al trabajador, que cumpla o se aleje de los indicadores establecidos. Los indicadores que se empleen para medir el desempeño de un trabajador deben establecerse y darse a conocer de manera anticipada.  todo trabajador tiene el derecho y está en la obligación de conocer de manera anticipada cuáles son los criterios o indicadores, que se emplearán para evaluar su desempeño.

La evaluación del desempeño ayudará a proponer cambios y mejoras en el trabajo, más que a establecer culpables o castigar comportamientos. Lo óptimo es que la evaluación sea realizada por el jefe inmediato, por sus pares y por todos aquellos con quienes el trabajador tenga contacto laboral. Por lo general, la evaluación del desempeño se realiza de manera continua gracias a la supervisión directa, de un jefe o a la medición de estándares previamente establecidos.

Finalmente, recuerde que una adecuada motivación es fundamental para el logro de los objetivos planteados. Para algunos trabajadores la retribución económica es la principal motivación, mientras que para otros un trato amable, un clima laboral favorable o un reconocimiento formal a su trabajo, pueden ser factores de motivación más importantes que el dinero. La motivación de un trabajador está directamente vinculada a sus necesidades, pues como usted sabe, para motivar a una persona es indispensable conocer cuáles son esas necesidades. Como jefe, usted debe tomarse el tiempo necesario para conocer las necesidades de sus trabajadores y proponer acciones que contribuyan a su motivación. Un trabajador bien seleccionado, adecuadamente entrenado, altamente motivado y plenamente comprometido con la misión de la organización, se convierte en un recurso fundamental para el éxito de la empresa.

Un buen trabajador es un recurso que usted podrá retener, pero no poseer. Por lo tanto, realice los esfuerzos necesarios para que una vez reclutado, seleccionado, entrenado e identificado con la misión de la empresa, usted esté en la capacidad de retenerlo y se convierta en fuente de ventaja competitiva para su empresa.