ALTERNATIVAS PARA ACCEDER AL CAPITAL

Publicado por Antonio en

1. ¿Hay más alternativas que los bancos, cajas y financieras?

Sí. La mayoría ha aparecido en nuestro país en los últimos 10 años y poco a poco están siendo más relevantes como fuentes alternativas de capital. Eso sí, algunas pueden ser alternativas potenciales para MIPYME de determinado tamaño, giro y necesidad de capital (siempre que sean atractivas en términos de rentabilidad y riesgo); y otras sólo lo serán para aquellas que cumplan determinadas características como, por ejemplo, tener un gran potencial de crecimiento de ventas en poco tiempo; tener un producto o proceso innovador, o generar un impacto social positivo en la comunidad.

En este capítulo, vamos a repasar cuáles son estas alternativas, dónde las podemos encontrar, entender qué ofrecen en términos de capital y qué esperan ver o encontrar en las MIPYME que les tocan las puertas.

Mercados Financieros, Inversionistas y Activos Financieros.

En el capítulo anterior, vimos alternativas de acceso a financiamiento en las que la empresa consigue atender su necesidad de capital a través de préstamos y otros tipos de financiamientos que les otorgan instituciones financieras como los bancos, cajas, financieras, Edpymes y Cooperativas, las que a su vez prestan con el dinero de otros (por ejemplo, ahorristas) o con su propio capital (dinero de los dueños de esas instituciones). En general, las que prestan el dinero de otros, lo que hacen es intermediar (ponerse al medio) entre la persona que tiene dinero (superavitario/ahorrista) y el que lo necesita (deficitario/institución). Como vimos, a eso se le conoce como intermediación financiera indirecta y en el Perú está regulado y supervisado por la SBS lo que a su vez les genera más rigidez en la estructuración de productos financieros, colocación de los mismos y apertura o aceptación a riesgos.

En este otro grupo de alternativas que actualmente ya están teniendo las MIPYME, nos encontraremos con instituciones que apoyan a los emprendedores y, en general a las MIPYME y son organizaciones sin fines de lucro, iniciativas del Estado, entre otros. Así mismo, nos encontraremos con personas que invierten su dinero directamente en las empresas que lo requieren, sin existir intermediarios. Por ejemplo, aquel inversionista que escuchó la exposición (pitch) de un negocio de alto potencial de crecimiento y decide inyectarle capital a través de hacerse socio del emprendedor (comprarle una parte de las acciones de las empresas).

También, nos encontraremos con los mercados financieros que son mercados en los que se venden y compran instrumentos financieros emitidos por empresas o instituciones para acceder a capital. Ahí encontraremos instituciones financieras (corredoras de bolsa, fondos de inversión, entre otros) que intermedian de manera directa (entre los inversionistas y las empresas que necesitan dinero), es decir, se limitan a crear la instancia, el vehículo o la infraestructura de contacto entre los inversionistas que tienen dinero y las empresas o instituciones que les falta dinero.

Para tener una mejor comprensión de esto, necesitamos definir de manera muy básica y sencilla algunos conceptos:

Los Inversionistas y sus Inversiones Son personas que tienen un determinado stock de capital acumulado y que están buscando invertirlo. Esta inversión pueden hacerla en el sector real de la economía, es decir, en proyectos o iniciativas empresariales específicas (empresa de construcción, agricultura, tienda de ropa, restaurante, minería) con la expectativa de tener utilidades de esa inversión. También pueden invertirlos a través del sistema financiero; es decir, en activos financieros como cuentas de ahorros, depósitos a plazo que son provistos por empresas que hacen intermediación indirecta; o en mercados financieros mediante la compra acciones de empresas, títulos de deuda (letras, papeles comerciales, bonos), entre otros, a través de intermediadores directos como las casas de bolsa y fondos de inversión, por ejemplo.

En suma, un inversionista puede inyectar capital a la MIPYME a través de comprarle títulos de deuda a esta o comprar acciones (volverse socio con el empresario).

1.1. Acciones

Son títulos (documento) representativos de la propiedad de una empresa. Quien tiene una acción tiene en el fondo una parte alícuota (proporcional) de la propiedad de la empresa y, por tanto, tiene derechos sobre las utilidades de la empresa. Por tanto, cuando un inversionista compra acciones en una empresa espera ganar una utilidad cada vez mejor y que el valor de la empresa suba en el tiempo, es decir, que el valor de su acción se incremente. Normalmente, las acciones de una empresa dan derecho a voto a los propietarios de las mismas. Sin embargo, a veces las empresas pueden emitir acciones sin derecho a voto para no perder el control de la dirección de la empresa. En este tipo de acciones, las utilidades que reciben los que las tienen son mayores por haber renunciado a su poder de voto.

1.2. Bonos y Papeles Comerciales

Son títulos de deuda emitidos por empresas para conseguir financiamiento. Mediante estos títulos, las empresas ofrecen pagar a los inversionistas que compren estos títulos el dinero que invirtieron en la compra de estos títulos más una tasa de interés en un plazo determinado. Si ese pago es menos de 12 meses, los títulos que se emiten son Papeles Comerciales y si es a más de 12 meses, son Bonos.

1.3. Cuasi Capital

Algunos tipos de títulos de deuda pueden parecerse a las acciones cuando, por ejemplo, pagan una tasa de interés fija pequeña y otra variable según el desempeño de la empresa. En otros términos, el inversor que compra estos títulos ganan muy parecido a si hubieran sido accionistas de la empresa que emitió esos títulos y, al mismo tiempo, la empresa emisora de esos títulos recibe capital sin perder propiedad y control. Otro ejemplo son los títulos de deuda que pueden ser convertidas a acciones como los bonos convertibles o las notas convertibles en donde los inversionistas que compraron esos títulos tienen la posibilidad de convertir esa deuda en acciones (propiedad) de la empresa. Esto último normalmente ocurre cuando la empresa donde invirtieron va teniendo buenos desempeños, ya que les es más conveniente ser accionista de esa empresa y recibir las utilidades de la misma que seguir siendo un acreedor que gana una tasa de interés fija y limitada. En general, existen muchos tipos de instrumentos financieros que no son o acciones o títulos de deuda típicos, sino que tiene algunas características de ambos.

1.4. Fondos de Inversión

Es un capital reunido por el aporte de varios inversionistas que se usa para invertir (inversión colectiva) en acciones, papeles comerciales, bonos y otros activos financieros. Los fondos de inversión son administrados por empresas y su capital no se junta con el de la empresa que los administra, sino que es totalmente independiente y les pertenece a los inversionistas. La empresa administradora solo se encarga de administrar las inversiones del fondo, lo que implica que toma la decisión de inversión, la implementa y la controla. Como vemos, cuando un fondo de inversión invierte, quien toma la decisión no son los inversionistas que pusieron dinero en el fondo, sino la empresa que lo administra. Definitivamente, para que un inversionista deje a la empresa administradora que tome la decisión sobre dónde se invierte su dinero, debe estar muy seguro de que la empresa que lo administra es confiable, que hay personas expertas en inversiones tomando decisiones y que la administradora se ciñe a lo estipulado en el reglamento del fondo que es como el estatuto de una empresa en donde se deja por escrito a qué se va a dedicar el fondo y en qué puede invertir, entre otros aspectos.

En el siguiente gráfico se muestra la conformación y operativa básica de un fondo de inversión.

Entendido estos conceptos, ya estamos listos para conocer y comprender las fuentes