ANÁLISIS DE LA RENTABILIDAD

Publicado por Antonio en

Cualquier persona que invierta en un negocio desea una rentabilidad, la cual puede variar en función al riesgo del negocio y a sus propias expectativas. Sin embargo, cualquier inversionista esperaría una rentabilidad superior a la tasa de interés que ofrecen las entidades bancarias, pues poner el dinero en el banco tiene un riesgo significativamente menor. En ese sentido, la rentabilidad del negocio debería ser superior a la rentabilidad de los certificados bancarios a plazo fijo, pues esta alternativa de inversión tiene un mínimo riesgo.

La rentabilidad de un negocio se expresa como una tasa, a la que se espera que el dinero invertido le rente al empresario, es decir:

Hay diversas maneras para determinar esta tasa, pero la más común es analizando el riesgo que corre el dinero en el negocio planteado, dada la naturaleza de la empresa, la competencia y otros factores.

1. Indices para determinar la rentabilidad del plan de negocios

1.1 La relación Beneficio Costo:

Que deberá ser mayor a 1

1.2. La Tasa Interna de Retorno

Que deberá ser mayor a la tasa de interés a largo plazo del mercado.

1.3. El Valor Actual Neto

Que debe ser positivo.

Sin embargo, el índice de rentabilidad más utilizado es el VAN.

Dado que el VAN se calcula en base al Flujo de Fondos y no al Flujo de Caja, a continuación se presenta un modelo de Flujo de Fondos (una adecuación del flujo de caja) para poder calcular el VAN.

Datos:

  • Y1 = Ingresos totales del periodo 1                    = 1000
  • E1 = Egresos totales del periodo 1                     = 600
  • Gf1= Gastos financieros del periodo 1               = 100
  • D1 = Depreciación del periodo 1                         = 100
  • T1 = Tasa de impuesto a la renta periodo 1      = 15%

La fórmula del Flujo de Fondos es la siguiente:

El FF del primer año equivale a 370

Ahora, supongamos que:

  • La inversión inicial del proyecto fue de S/.2,000
  • El horizonte del proyecto es de 10 años,
  • La tasa de descuento anual es ko = 12% en el año 1

Modelo de flujo de fondos

Esto significa que:

Mientras que el Valor Actual Neto es de S/. 427.27
En este caso, siendo el VAN mayor a cero, el plan de negocios es rentable.

Además del flujo de caja proyectado mensualmente para el primer año y anualmente para los siguientes años, el empresario deberá presentar los Estados de Ganancias y Pérdidas y los Balances Generales de cada año de proyección. Cabe reiterar la importancia de que el empresario cuente con la ayuda de especialistas en temas financieros o contables.

2. Estado de Ganancias y Pérdidas proyectado de la empresa

El Estado de Ganancias y Pérdidas, también llamado Estado de Resultados, es un estado financiero que muestra la ganancia (utilidad) o pérdida de un periodo determinado, es decir, la rentabilidad del negocio desde un punto de vista operativo.

Aspectos que contempla un Estado de Ganancias y Pérdidas (Estado de Resultados)

Es importante señalar que, en el Estado de Ganancias y Pérdidas, la información se trabaja sin IGV. Se tratan de ingresos y costos netos.

3. Balance General proyectado de la empresa en su conjunto

El Balance General muestra la situación financiera de una empresa en un momento determinado. Es una “fotografía” de la empresa que muestra los activos (lo que la empresa tiene), los pasivos (lo que la empresa debe) y el patrimonio, es decir lo que la empresa vale (diferencia entre activos y pasivos).

En la tabla N° 12 se presenta un modelo de estructura del Balance General. Cabe señalar que la proyección anual del Balance General no es una tarea sencilla. Se necesitan conocimientos en Contabilidad para hacer este ejercicio con precisión. Sin embargo, aun sin ser un especialista, hay un principio básico que usted debe conocer: El total de activos debe ser igual a la suma del total de pasivos y patrimonio (ver página siguiente).

Modelo de Balance General


De las tres herramientas mostradas: el flujo de caja, el estado de resultados y el balance general, el empresario que recién comienza su empresa debe preocuparse, fundamentalmente, por el flujo de caja y convertirlo en un flujo de fondos. Este flujo de caja servirá para hacer un posterior análisis de sensibilidad.

4. Análisis de sensibilidad y riesgo de la unidad de negocio

Este proceso consiste en analizar diferentes escenarios, ya sean muy conservadores o muy optimistas, modificando algunas variables del flujo de caja, como, por ejemplo: el precio de los productos, las tasas de interés, la variación de los ingresos, entre otros. Pero para el caso de empresas exportadoras, las variaciones en el tipo de cambio y la inflación local, podrían ser las variables de mayor importancia para hacer el análisis de sensibilidad.

Este análisis nos muestra, dependiendo de los escenarios:

  • ¿Cuán sensible es el plan de negocios a los cambios que se pueden producir en el entorno?
  • ¿Cuán rentable es en condiciones diversas?
  • ¿Qué aspectos son los que se deberían observar cuidadosamente?

Es recomendable que el empresario tenga todas las proyecciones financieras en Excel y que las celdas estén vinculadas, para que cualquier cambio en alguna de las variables sensibles, pueda recalcular automáticamente la rentabilidad del proyecto, es decir el Valor Actual Neto.

Para hacer un buen análisis de sensibilidad, hay que reconocer que las empresas también tienen riesgos operativos que son internos a la organización y que podrían afectar considerablemente a la empresa. Por ejemplo, la renuncia de personas claves o su contratación por parte de la competencia, desperfectos en las máquinas que no pueden ser solucionados de inmediato, desabastecimiento de materias primas por un crecimiento inesperado de la demanda, por el ingreso de un nuevo e importante competidor a la industria, por fenómenos climáticos (los fenómenos climáticos no pueden ser controlados pero si previstos con la finalidad de incrementar los inventarios), problemas de tecnología e informática, fuego o robo.

También hay riesgos financieros, como la subida de la tasa de interés, variaciones repentinas en los tipos de cambio que generan fuerte devaluación y falta de capital de trabajo.

No olvidemos los riesgos políticos, como, cambios en las políticas de comercio exterior entre países, cambios en tasas impositivas locales e internacionales, sanciones impuestas a un país para evitar el acceso a clientes y materias primas, entre otros, entre otros.

Son muchos y muy variados los riesgos que un negocio puede tener, pero el análisis del entorno y de la industria que el empresario hizo al inicio del plan de negocios, sobre la base de un profundo y exhaustivo estudio de mercado, debería ayudarlo a minimizar estos riesgos.

La clave está en generar las fortalezas internas necesarias, para hacer frente a aquellos cambios del entorno que no puede controlar y a los que deberá adecuarse. Lo más importante es estar preparado.

Recuerde:

Todo negocio es riesgoso.

La clave está en contar con un buen plan de negocios, que permita reducir la incertidumbre y prepare a la empresa para reaccionar adecuadamente frente a imponderables.

5. Conclusiones y recomendaciones

El plan de negocios debe terminar con algunas conclusiones, que por lo general responderán a las siguientes preguntas:

5.1. ¿La empresa es viable en términos económicos?

Es decir, si es posible conseguir los recursos económicos necesarios para poner en marcha la empresa y obtener una rentabilidad que satisfaga las expectativas de sus dueños.

5.2. ¿La empresa es viable en términos operativos?

El Perú es un país con grandes oportunidades, seguramente muy rentables, pero que no es posible desarrollarlas por razones operativas. Por ejemplo, muchos lugares del país tienen maravillosos atractivos turísticos, pero las zonas son inaccesibles y la posibilidad de contar con servicios de buena calidad es remota. Si hubiera una carretera para llegar a la zona con cierta comodidad, disponibilidad de servicios públicos como luz, agua y teléfono, gente de la zona capacitada para brindar servicios al turista y un empresario optimista y perseverante, seguramente la empresa sería viable.

5.3. ¿La empresa es viable en términos sociales?

En el Perú existe más de un ejemplo de proyectos rentables y operativamente viables, pero que por razones sociales no se pueden llevar a cabo. Cuando un gran proyecto como la ampliación de la capacidad de un puerto o aeropuerto, no se puede poner en marcha debido a las protestas de sindicatos y movimientos sociales, los empresarios reconocen la influencia y el impacto de esta variable para el desarrollo de su empresa.

5.4. ¿La empresa es viable en términos ambientales?

Hoy en día, el Estado y los gobiernos locales y regionales, tienen políticas muy claras en cuanto a las actividades que podrían tener impactos negativos en el ambiente de su jurisdicción. Por ello, las empresas deben tomar en consideración las políticas vigentes y además los costos que implica para la empresa cumplir con lo establecido por la Ley.

5.5. ¿La rentabilidad que muestra el proyecto es atractiva para los inversionistas?

Cada inversionista espera una rentabilidad distinta, en función al riesgo que el proyecto pudiera tener, al potencial de crecimiento del negocio y a sus propias expectativas. Cualquiera fuera la expectativa del inversionista, la rentabilidad del proyecto debería ser mayor a la de cualquier otra opción de inversión con el mismo nivel de riesgo. Es decir, si el sistema financiero nacional me permite poner 30,000 nuevos soles, por 360 días, a una tasa de interés de 8% anual, la rentabilidad del nuevo negocio debería ser sustancialmente mayor considerando que el riesgo de invertir en un nuevo negocio es mucho mayor que el riesgo de poner el dinero en el banco y que este quiebre. Cabe mencionar que las instituciones que financian nuevas iniciativas empresariales, suelen pedirles a los accionistas una rentabilidad no menor al 30% de su inversión.

5.6. ¿Cuáles son las grandes oportunidades o las grandes amenazas que podrían modificar sustancialmente la rentabilidad del proyecto?

Antes de poner en marcha una empresa, los empresarios deben tener claridad sobre:

A) ¿Cuáles son las grandes oportunidades que no deben dejar de aprovechar?

B) ¿Cuáles son las grandes amenazas que deben monitorear durante la puesta en marcha y la vida útil de la empresa?

C) ¿En qué medida la empresa está preparada para aprovechar las oportunidades y luchar contra las amenazas o convertirlas en oportunidades

5.7. ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de la organización?

Los inversionistas deben contar con esta información para ayudar al empresario a cumplir con sus objetivos, pero también para tener información sobre el riesgo de su inversión.